Las fases de construcción de una nueva obra industrial
Construcción Arsinger

Son muchas las empresas que, a pesar de los tiempos que corren, siguen emprendiendo y se siguen lanzando en el mundo de la construcción de industrias. Si estás pensando en llevar a cabo un proyecto de cualquier envergadura, has llegado al lugar idóneo.

En Arsinger, efectuamos todo tipo de proyectos industriales, y es que en nuestra empresa diseñamos desde la concepción de la idea inicial hasta la legalización completa del establecimiento y la actividad cualquier tipo de industria a través proyectos que incorporan las últimas innovaciones en materia de edificios.

Adentrándonos en el ámbito industrial, en Arsinger contamos con experiencia en proyectos de ejecución de obras entre las que destacan centros deportivos, naves, fábricas, supermercados, almacenes logísticos y de distribución, plantas de producción, locales comerciales, laboratorios, silos y depósitos, etc.

Nos encargamos de todo el proceso, desde la obtención de todos los permisos previos necesarios, la elaboración de toda la documentación técnica, la entrega del certificado final de obras e instalaciones y la legalización de éstas.

De este modo, esa versatilidad exige gran nivel de esfuerzo, especialización y dedicación, por ello, te acompañamos desde el diseño conceptual, planificación y presupuestos, hasta la entrega de ‘llave en mano’ del espacio construido. Dicho sistema nos ayuda a evolucionar en el proyecto de una forma sencilla, rentabilizando los costes invertidos y limitando los períodos de entrega marcados.

 

Fases de una obra industrial

Desde Arsinger queremos que conozcas el procedimiento complejo, integral y multidisciplinario que todo proyecto industrial tiene que llevar a cabo:

  1. Anteproyecto. El primer paso es comprar y estudiar una parcela. Tras ello se necesitará la documentación necesaria para que el proyecto pueda ser aprobado y se realizará un cálculo general de los costos que supondrá la construcción.

Se establece la memoria del proyecto que recoge la descripción de actividades o procesos a ejecutar, la planificación, programación y otras consideraciones como el proceso de fabricación, producción, montaje y los tiempos de desarrollo.

Además, se analiza con delicadeza cada detalle del proyecto y se aprobará el Plan de Seguridad y Salud.

 

  1. Aislamiento del perímetro. A continuación, se realizará una inspección de calidad y se cerrará el área de espacio público para vallar la zona y protegerla. Se instalarán las grúas y casetas de obras para hacer la función de servicios, vestuarios y oficinas para los trabajadores.

 

  1. Acondicionamiento del terreno. Antes de pasar a nivelar, se debe estudiar y limpiar el terreno. Posteriormente, se señalará las dimensiones de la base de la obra industrial.

 

  1. Cimentación. Este es un punto clave de la construcción, ya que una vez instalado no habrá marcha atrás. La cimentación tiene que ser de máxima calidad, sólida y que aguante todas las cargas de los elementos necesarios en la futura industria, así como hacer que estos elementos encajen adecuadamente en el terreno.

Para ello se procederá a excavar las zanjas, encofrar, instalar las armaduras y el saneamiento, y hormigonar.

 

  1. Estructura de la construcción. Esta fase es el esqueleto del edificio, conformada por pilares, vigas, forjados, etc.

 

  1. Aislamientos e impermeabilización. Se procederá al montaje de los materiales aislantes acústicos y térmicos. Además, para prevenir incidentes se impermeabilizará la obra.

 

  1. Cerramientos y acabados exteriores. En esta fase de la obra industrial, se procederá a construir los muros y tabiques del edificio.

 

  1. Distribución interior. En esta fase se construirán los tabiques, paredes y techos, así como las puertas y ventanas. Después, se instalarán los revestimientos interiores.

 

  1. Instalaciones de la construcción. Se colocarán los elementos de agua, electricidad, iluminación, conductos de ventilación, el cableado de seguridad, climatización, telecomunicaciones, paneles solares, cableado eléctrico… en los casos que haga falta.

Llegados a este punto, hay que realizar trabajos de carpintería, cristalería y cerrajería. Hay que soldar, alicatar, yesar, escayolar, pintar, instalar puertas, ventanas y rejas, entre otras cosas.

Construcción Arsinger

¡Construye con Arsinger!

En nuestra empresa, además de facilitarte un asesoramiento completo en cada una de las fases a llevar a cabo en el proyecto industrial, ofrecemos las mejores condiciones de calidad-precio a nuestros clientes.

En Arsinger contamos con grandes profesionales que realizarán un estudio previo de tu idea para recomendar la opción que mejor se adapte a tus necesidades.

¡No dudes en ponerte en contacto con nosotros!